Introducción al sector orgánico y agrícola

Muchas personas afirman con orgullo que cocinan y se alimentan con productos orgánicos para cuidar su salud y la de su familia, que sólo aceptan este tipo de productos y que no incluyen ya ningún tipo de alimento proveniente de la agricultura y ganadería tradicionales, pero un hecho del cual puede ser que hayan advertido es que tal vez estén equivocados.

Como puede suceder esto? Porque hay muchas personas que al cocinar olvidan algunos detalles acerca de los ingredientes que están usando.

agricola

Factores a tener en cuenta

Seamos más claros en este concepto: puede ser que un producto que afirma que es orgánico ya sea intencionalmente o sin intención podría estar teniendo una falta de consideración de algunos factores como los siguientes:

– Frecuentemente se olvida que al cultivar productos orgánicos no es suficiente evitar el uso de pesticidas y demás agroquímicos, también la calidad del agua usada para regarlos es crítica, y entre sus características no es suficiente cuidar que aparentemente esté limpia, o desinfectada; también existe la condición necesaria de que no contenga metales pesados, para lo cual es indispensable que el agua usada se haya analizado químicamente y que de preferencia provenga de manantiales subterráneos.

– Cuando los ingredientes de una receta son por si mismos una preparación con otros ingredientes, cada uno de ellos debe de ser orgánico, algo de lo que tal vez no estemos conscientes, como en el caso de que nuestra receta requiera mermelada. Esta mermelada podría estar hecha básicamente con frutas orgánicas, pero también el agua y el azúcar que se usen en su elaboración deben de ser orgánicos.

– Para poder cultivar productos orgánicos no es suficiente evitar los agroquímicos desde la primera cosecha, la tierra que se usa debe de estar libre de ellos desde al menos tres años antes que la primera siembra para obtener una cosecha realmente orgánica.

– Muchas personas venden como orgánicos frutas, legumbres ó frutillas que se dan de forma silvestre, asumiendo que crecer en estado silvestre asegura que no exista ninguna impureza en ellas, pero es probable que por circunstancias no controladas por estas personas que las cultivan, pueda haber impurezas que absorbieron durante su crecimiento. Para poder estar seguros de que un alimento es orgánico y poder tener una certificación de ello, el productor debe tener vigilada la producción de sus alimentos a lo largo de toda la vida del producto, desde que brota la semilla hasta que esté lista para cultivarse y ser vendidas.

Conclusión

Tal vez los resultados de nuestra receta no sean tan satisfactorios como esperábamos.

Debemos tomar en cuenta que estamos disfrutando los sabores realmente naturales de nuestros ingredientes, a los cuales les pueden faltar algunos de los aditivos que se les agregan que les intensifica el sabor, el color, o les mejora la textura.

Otro ejemplo que podemos poner es el pan. Este alimento cada vez se está haciendo más importante en nuestra dieta y muchas personas están optando en hacerlo de forma natural y sin procesos gracias a una panificadora.

Nuestros ingredientes no han sido alterados genéticamente para lograr productos “perfectos” como en el caso de los transgénicos, así que debemos aceptar la idea de que estamos probando sabores y colores naturales y que hay que aprender a disfrutarlos como son.